Qué son y en qué consisten los permisos retribuidos

Se entiende por permiso retribuido un permiso que conceden las empresas a sus empleados para poder ausentarse del puesto de trabajo sin que ello suponga un perjuicio a su remuneración salarial ni al cómputo de horas globales trabajadas.

Los permisos retribuidos están recogidos en el Estatuto de los Trabajadores y se contemplan varios supuestos en los que un trabajador puede disfrutar de un permiso retribuido, entre los que se encuentran el matrimonio, la hospitalización o el traslado de la residencia habitual.

Qué es un permiso retribuido

Por definición, un permiso retribuido es aquel periodo de tiempo en el que el trabajador cuenta con permiso de la empresa para ausentarse de su puesto y no atender las funciones inherentes a su puesto de trabajo sin que ello suponga una bajada de su salario o una recuperación de horas fuera de la jornada laboral. Estos permisos vienen definidos en el Estatuto de los Trabajadores y pueden añadir disposiciones adicionales beneficiosas para el trabajador en el Convenio Colectivo.

En función de las circunstancias de cada trabajador y del supuesto que genere el permiso se establecerán unos plazos de tiempo u otros. Estos quedan definidos en el propio Estatuto de los Trabajadores, que dispone los siguientes días de permiso:

  • 15 días en caso de matrimonio.
  • 2 días en caso de fallecimiento, accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica que no precise de hospitalización, de pacientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Este plazo se puede ampliar a 4 días sin el trabajador necesita hacer un desplazamiento.
  • 1 día en caso de traslado de la residencia habitual.
  • El tiempo indispensable en caso de tener que cumplir un deber inexcusable de carácter público y personal o ejercer el sufragio activo.
  • 4 días por cada desplazamiento temporal de 3 meses máximo por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, o contrataciones referidas a la actividad empresarial.
  • 1 hora en el caso del nacimiento de hijos prematuros o que requieran hospitalización.

Además, el Estatuto de los Trabajadores recoge una serie de supuestos en los que el trabajador puede ausentarse por periodos cortos de tiempo de su puesto de trabajo en función de sus circunstancias, sin tener que recuperar a posteriori ese tiempo ni ver menguada su retribución dineraria.

A pesar de lo estipulado por el portal digital del Gobierno de España, una sentencia del Tribunal Constitucional de junio de 2020 establece que los días de permiso retribuido deberán siempre contabilizarse en días hábiles, no naturales, por lo que, en el caso de una boda celebrada en fin de semana, el permiso retribuido por casamiento no comenzaría hasta el lunes o, en caso de festivo, el primer día hábil que le siga.

¿Qué son los permisos retribuidos recuperables?

Durante la crisis sanitaria de 2020, el Ejecutivo aprobó una serie de medidas excepcionales para hacer frente al impacto económico que tenía en ese momento el COVID. Entre esa batería de medidas se encontraba el permiso retribuido recuperable, una medida destinada a todos aquellos trabajadores que no formaban parte de los grupos esenciales que se ven obligados a desplazarse para cumplir con las funciones de su puesto.

El permiso retribuido recuperable establecía que los trabajadores no dejarán de percibir su salario en el caso de no desempeñar sus funciones debido a la situación de crisis del momento, pero una vez terminada la situación de emergencia se deberán recuperar las horas de trabajo no prestadas, algo que desde el Ministerio de Trabajo se instaba a negociar caso por caso.

Esta variante del tradicional permiso retribuido tuvo aplicaciones en todo el territorio español y no afectaba a las personas que habían adoptado el teletrabajo ni a los trabajadores incluidos en un ERTE, así como a los trabajadores afectados por incapacidad temporal o por maternidad y paternidad.

Además, el permiso retribuido recuperable fue concebido para ser compatible con aquellos trabajadores que se encontrasen en un ERTE con reducción de jornada, aplicando el PRR en la parte de la jornada no afectada por el expediente.

Permisos no retribuidos: supuestos y consideraciones

Un permiso no retribuido es un tipo de permiso que hace referencia a la ausencia de un empleado de su puesto de trabajo sin tener derecho a sueldo. No están recogidos en el Estatuto de los Trabajadores y se negocian caso por caso directamente con las empresas, que pueden acceder a su cesión a cambio de descontar la parte proporcional en la retribución dineraria del trabajador.

Por tanto, un permiso no retribuido es el nombre técnico que se le da a la ausencia, previo aviso, de un trabajador de su puesto con la consecuente pérdida de sueldo. No obstante, durante el periodo de permiso no retribuido las cotizaciones continuarán pagándose, aunque en ese caso se hará por contingencias comunes.

Además, durante esta clase de permisos no se generan vacaciones, por lo que la parte que se disfruta hay que restarla a la hora de compatibilizar los periodos de vacaciones del trabajador. También se ven afectadas las pagas extra por los permisos no retribuidos, siempre en modo proporcional a la duración del permiso.

Cabe señalar que no es lo mismo una excedencia que un permiso no retribuido. Los permisos no retribuidos suelen tener una duración sensiblemente inferior a las excedencias, que no pueden durar menos de cuatro meses ni más de cinco años. Además, durante las excedencias el empleador no paga las cotizaciones, mientras que en permiso no retribuido las cotizaciones se siguen abonando, aunque en concepto de contingencias comunes.

Por otra parte, las excedencias no aseguran una reincorporación al puesto de trabajo dado que estamos hablando de una suspensión de la relación laboral. En los permisos no retribuidos no existe una ruptura en la relación laboral, tan solo un ajuste a la baja en el salario del empleado por el tiempo que no ha trabajado en la empresa.

5/5 (1 Review)
Comparte este artículo >>
Ir arriba
Más en Derecho Laboral
Cómo funcionan las vacaciones de los trabajadores durante un ERTE

La declaración del Estado de Alarma el pasado mes de marzo de 2020 a causa de la declaración de la...

Cerrar