INDEMNIZACIÓN POR LATIGAZO CERVICAL

Todo lo que tienes que saber

La indemnización por latigazo cervical, constituye, en contra de lo que pudiera parecer, uno de los supuestos de hecho más dificultosos a la hora de cobrar nuestra indemnización tras sufrir un accidente de tráfico de cualquier tipo.

El artículo 135 del nuevo Baremo de Accidentes de Tráfico modificaba a partir de 2016 lo establecido para este tipo de lesiones (apofisalgia, esguince cervical leve, excesivo dolor de espalda después de un accidente etc…), una modificación llevada a cabo por el legislador con el objetivo de evitar los abusos de la ciudadanía en relación a la reclamación de indemnizaciones por este tipo de lesiones de manera fraudulenta.

¿Sabes distinguir un latigazo cervical real de uno fingido?

Y si bien es cierto que existía un exceso de fraude por parte de los ciudadanos a la hora de reclamar una “falsa cuantía económica” a modo de indemnización por latigazo cervical en tiempos pasados, no debemos olvidar que, en caso de sufrir un accidente de tráfico, este tipo de lesiones son siempre las más frecuentes cuando se realiza a posteriori nuestra exploración corporal por parte del profesional facultativo.

LATIGAZO CERVICAL

Consejos para reclamar tu indemnización

Obtener la máxima indemnización por accidente de tráfico dependerá en gran parte de cómo actuemos tras sufrir el accidente o de cómo tramitemos este procedimiento ante los tribunales competentes.
Resulta IMPERATIVO acudir al hospital nada más sufrir el accidente. Si bien es cierto que es posible no experimentar ningún tipo de dolencia tras el siniestro, es habitual que los dolores por latigazo cervical se manifiesten durante las horas posteriores a este momento.
Si no lo hacemos, correremos el riesgo de sobrepasar el límite de las 72 horas que la ley establece para este tipo de casos, perdiendo cualquier tipo de posibilidad para realizar nuestra reclamación.
Por otro lado, una vez hayamos llegado al centro médico, es imprescindible solicitar pruebas médicas que podamos aportar en el proceso que tendrá lugar a posteriori y que demuestren de manera fáctica nuestro estado físico a causa del accidente.

Ademas

Las pruebas médicas representarían por tanto un elemento clave en cualquier proceso donde medicina y ley se entrelacen a lo largo del desarrollo del mismo.
En base a lo establecido en el artículo 335 del Código Civil, cuando se requiere conocimientos científicos, técnicos o prácticos para emitir la resolución final, la prueba aportada por las partes permite ofrecer ese conocimiento especializado el cual el juez desconoce sobre una materia en concreto.
Por otro lado, los diferentes requisitos determinados en nuestro ordenamiento jurídico nos hacen ver que la reclamación de una indemnización por latigazo cervical requiere de manera clara de la ayuda de un despacho de abogados especializado en este tipo de litigios. Garanley se ha consolidado de manera clara como uno de los mejores equipos jurídicos para la reclamación de una indemnización por latigazo cervical. Nuestro extenso bagaje profesional en supuestos de hecho de esta tipología sumado a un equipo jurídico de vanguardia te ofrecerá la ayuda legal que en estos momentos puedes necesitar.

Esperamos que este post te haya ayudado a entender a la perfección todas las cuestiones relacionadas con la indemnización por latigazo cervical. ¿Tienes más dudas? Ponte en contacto con nuestro equipo especializado.

0/5 (0 Reviews)
Ir arriba