El derecho al regimen de visitas y comunicaciones de los menores

El derecho al régimen de visitas y comunicaciones de los menores

El derecho al régimen de visitas y comunicaciones de los menores
5 (100%)

El derecho al regimen de visitas y comunicaciones de los menores
Un divorcio supone un conflicto psicológico para los hijos. En especial, cuando no se respeta el derecho al régimen de visitas y comunicaciones de los menores. En nuestro despacho de abogados en Barcelona sabemos lo importante que este tema, por ello, te contaremos todo al respecto.

El divorcio y los hijos

Más allá del vacío que genera una separación para los padres que en un momento determinado deciden dar por terminada su relación y su vínculo legal matrimonial. Existe también la repercusión que tiene para los hijos a nivel psicológico.

Los padres deben ser conscientes de que los menores no tienen por qué sufrir las consecuencias de los malos entendidos o los motivos de la ruptura de sus vínculos como pareja. Debido a que se generan traumas y desapego de los hijos en relación al progenitor que no los tiene en su poder.

Cuando el régimen de visitas en un divorcio con hijos no es bien canalizado por los padres, los niños reflejan ciertas consecuencias a nivel de conducta que afectan negativamente su vida. Como por ejemplo:

  • Depresión.
  • Miedo.
  • Ansiedad.
  • Baja del rendimiento académico.
  • Problemas para socializar.
  • Autoconcepto negativo.
  • Mala conducta en general.

Regimen de visitas y los niños

El Derecho al régimen de visitas y comunicaciones de los menores

El régimen de visitas y comunicaciones es un acuerdo que se firma entre los padres que no pueden conciliar en buenos términos el tiempo que tendrá el progenitor ausente con sus hijos.

Este se realiza con el fin de lograr un convenio, mediante un contrato que se lleva a cabo de forma legal con la presencia de un juez de familia. En este se define el tiempo al que tiene derecho el padre no custodio con los niños.

Generalmente, este régimen se determina por la cercanía que tenga el padre con los hijos. En muchas ocasiones el progenitor vive en otra ciudad, por lo que se debe buscar una frecuencia que les permita mantener el lazo afectivo entre padres e hijos.

La importancia de llegar a un acuerdo es que, los que se perjudican si este lazo no se mantiene son los niños. Ya que sufren las consecuencias de una relación poco amigable entre sus padres y les ocasiona rencores y diferentes estados psicológicos a nivel afectivo que no son buenos para ninguno.

¿Qué se debe considerar antes de establecer el régimen de visitas?

Antes de constituir un régimen de visitas para el padre en España se debe tener en cuenta la edad de los hijos. Por ejemplo, cuando existe el caso de que un niño se encuentra en período de lactancia, se restringe el horario. En esta ocasión, se puede limitar a algunos días en las tardes. Generalmente 3 o 4 veces a la semana y se elimina el derecho de que la visita consista en llevarse al niño alejándolo de su madre.

Para niños más grandes generalmente se atribuyen horarios que son los fines de semana alternados y la mitad del tiempo de los periodos de vacaciones. Cuando el padre ausente vive en otra ciudad, se acumulan los fines de semana.

De este modo, se puede llegar a un acuerdo para que ese tiempo sea sumado al período de las vacaciones. También, se puede acordar la visita de un fin de semana completo al mes. Estos tiempos también se establecen de acuerdo a las posibilidades del padre y a los deseos de los niños si están en edad para decidir si quieren o no visitar a su progenitor.

Las comunicaciones casi nunca son restringidas por lo que el padre ausente podrá hablar con sus hijos utilizando el teléfono o los sistemas de chat o video chat, para hacer menos complicado el proceso para sus hijos.

¿Los abuelos tienen derecho al régimen de visitas?

Sí. Incluso, existe una ley que determina que los abuelos son parte fundamental en la vida familiar e integral de los niños. Pues, estos trasmiten valores y fortalecen la cohesión de las relaciones con sus padres.

Este derecho se puede conceder de dos formas:

  • Por acuerdo de los cónyuges en la sentencia de divorcio. Esta se establece mediante un convenio regulador del período de visitas de los abuelos.
  • Puede ser solicitado por los abuelos ante el juzgado. Este vínculo debe estar legitimado. Esta solicitud corresponde al hecho de que no se puede privar su visita sin una causa justa.

Como abogados de familia en Barcelona, tenemos el deber de informar a los abuelos que es posible recibir el derecho al régimen de visitas y comunicaciones aún cuando se ha suspendido para el progenitor de la misma línea.

Estos períodos para compartir con los nietos se deben utilizar con responsabilidad y prudencia para no incumplir los acuerdos establecidos por los padres. De este modo se garantiza el respeto en caso de que exista la suspensión hacia el progenitor de la línea.

Regimen de visitas de los abuelos

Tipos de régimen de visitas

El régimen de visitas y comunicación puede dividirse en dos grupos. Estos dependen de las condiciones de los padres y la regularidad en que se relacionan con los hijos. Y son:

Régimen de visitas normalizado

Este acuerdo establece un régimen de visitas progresivo. En donde el padre no custodio tiene regularidad de visita y comunicación con el hijo. Por lo general, este cuenta con el derecho a ver a sus hijos con las siguientes condiciones:

  • Visita de una o dos tardes por semana.
  • Régimen de visita con pernocta en fines de semana alternos.
  • Vacaciones del niño divididas por mitad para disfrutar de ambos padres.
  • Comunicación regular por medio de dispositivos electrónicos.

Los acuerdos establecidos pueden variar dependiendo de los progenitores. Lo ideal, es que exista una sana convivencia que permita la flexibilidad de horarios sin afectar la estabilidad y relación entre padres e hijos.

Régimen de visitas no normalizado

Aquí el régimen de visitas para el padre no custodio es irregular. Pero no por disminución de la responsabilidad. Este tipo de régimen se establece por causas particulares de cada caso. Entre ellas, se pueden presentar:

  • Residencia en ciudades distintas.
  • Corta edad del menor.
  • Condiciones de salud de padres o hijos.
  • Horarios laborales del padre.

La mayoría de las veces, lo que determina un régimen no normalizado es la corta edad del menor, en donde se establece un régimen de visitas mínimo gracias a la dependencia del niño con la madre.

También, incluye los casos de régimen de visitas sin pernocta por causas específicas. Lo importante, es que siempre se constituya en pro de los menores, tomando en cuenta sus deseos para no afectar su estabilidad emocional o psicológica.

Regimen de visitas

El incumplimiento del régimen de visitas

A diario, hay padres denunciando a sus ex parejas por el incumplimiento del régimen de comunicaciones y visitas. Los casos evidencian que esta falta puede ser expuesta tanto por el padre no custodio como por el que posee la guarda y custodia. Dependiendo de quién sea el afectado.

Los incumplimientos pueden ser:

  • No se visita en el horario establecido.
  • El padre ausente busca o entrega al niño en horarios y días que no le corresponden.
  • Se prohíbe la comunicación con el progenitor no custodio.
  • Cuando se realizan las visitas, el custodio no la permite.
  • Al momento de irse con el padre ausente, los niños van a un lugar no acordado. Por ejemplo, la casa de los abuelos. Muchas veces, sin realmente ver al padre.

Los pretextos más comunes que exponen los progenitores para incumplir con el acuerdo son:

  • El padre custodio no permite que el ausente vea a los hijos porque no paga pensión de alimentos.
  • Quien posee la guarda y custodia del niño no quiere que este comparta con la nueva pareja de su otro padre.
  • A la nueva pareja del padreo o madre no le gusta compartir con los niños.
  • Quien comparte con los niños los fines de semana no puede llevarlos al colegio, por lo que los entrega al padre custodio un día antes.
  • Los niños no quieren ir con su otro padre.
  • El padre presente impide las visitas y comunicaciones con excusas. En ocasiones, por “venganza”.

¿Qué sucede si se incumple el acuerdo de visitas y comunicaciones?

Anteriormente, se consideraba como una falta leve el incumplir con el régimen de visitas. Por lo que el afectado, podía introducir una denuncia en la Comisaría de Policía Nacional.

Esta terminaba en un juicio para restablecer los acuerdos o que el juez dictaminara una sanción económica, la pérdida del derecho a visitas o sanciones que debían pagarse con trabajo a la comunidad.

Hoy en día, el procedimiento se realiza por medio de ejecución ante el juzgado. Por lo que se debe contar con un abogado privado. Además, se despenaliza el acto de incumplimiento. Pero, quien pierda el caso, debe asumir los gastos económicos del proceso y, en ocasiones, la pérdida de la suspensión del régimen de visitas para el padre no custodio.

Derecho al regimen de visitas

Recomendaciones para establecer los derechos de visitas y comunicaciones

  • La comunicación y el entendimiento de ambos padres es crucial. Sobre todo, para la estabilidad mental y emocional de los pequeños.
  • Se debe evitar en la medida de lo posible que los niños sean parte de discusiones, sean testigos de ellas o puedan llegar a sentirse culpables por lo que sucede en la familia.
  • Solicite a su abogado un modelo del régimen de visita antes de presentar el contrato. De esta manera, sabrá todo lo que implica y si realmente está de acuerdo o no con el convenio.
  • Recuerde que los beneficiados o afectados no son los padres, son los hijos. Por lo que no puede prohibir su derecho a relacionarse con su otra familia sin causas que lo justifiquen.
  • Si eres el padre ausente, querrás pasar tiempo de lujo con tus hijos, así que no lo arruines.
  • Lo primero es que al establecer un régimen de visitas no se suspende la pensión alimentaria a los hijos, así vayan a pasar algunas semanas contigo. Por lo tanto no puedes dejar de dar dinero al padre que tiene la custodia, esto solo te perjudicará.
  • No busques ganar el afecto de tus hijos con dinero, aprovecha muy bien el tiempo otorgado.
  • Sobre todo, mantén una relación de respeto profundo por el padre que tiene a tus hijos, no lo insultes o pelees con él. Esto es muy mal visto por el juez y podrá revocar el Derecho de visitas y comunicaciones según lo considere pertinente.

Estos es lo que debes saber sobre el derecho de visitas y comunicaciones de los menores con sus padres. Para asesorías legales, no olvides ponerte en contacto con nuestro equipo de abogados. Pues estamos siempre dispuestos a velar por el bien de la familia y los niños.

Te puede interesar...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *