juicio-rapido-de-alcoholemia

Juicio rápido de alcoholemia → Información especializada

Cuando somos citados para un juicio rápido de alcoholemia formaremos parte de un proceso judicial con una serie de especialidades que nuestro abogado penalista debe explicarnos de la manera más simplificada posible.

Ese es el objetivo clave del blog de Garanley, separar aquellos aspectos determinados por la ley para nuestro caso en particular que debemos entender a la perfección, siendo estos explicados por parte de nuestro equipo jurídico especializado en litigios de esta tipología.

abogados-accidentes-de-trafico

Es por ello que hoy dedicamos un post al juicio rápido de alcoholemia, destacando aquellos elementos clave marcados por el Derecho Penal Español que debemos conocer para contar con las máximas garantías y evitar cualquier tipo de vacío legal en nuestra defensa jurídica a lo largo del proceso.

TASA ALCOHOLEMIA → Límite establecido para iniciar un proceso penal de estas características.

Las posibilidades de formar parte de un juicio rápido de alcoholemia comienzan, como norma general, con 2 supuestos de hecho tipo que detallamos a continuación:

🚗 SUPUESTO DE HECHO 1 | CONTROL ALCHOLEMIAVamos conduciendo nuestro vehículo y las autoridades competentes nos paran en un control de alcoholemia rutinario.

Tras realizar las correspondientes pruebas (alcohol en sangre o espirado) superamos los límites que marca nuestro ordenamiento jurídico en la rama penal para la tasa de alcohol en sangre permitida.

🚗 SUPUESTO DE HECHO 2 | ACCIDENTE DE COCHE Provocamos un accidente de coche. Las autoridades que acuden a dar parte del suceso nos realizan la correspondiente prueba de alcoholemia y, de nuevo, superamos la tasa permitida por nuestro ordenamiento jurídico.

Antes de entrar a valorar las especificaciones del juicio rápido de alcoholemia, hay algo que debemos tener muy claro → Negarse a realizar la prueba practicada por las autoridades competentes nunca es una buena decisión.

Por otro lado, en relación al primer supuesto de hecho, debemos tener claro que superar el test de alcoholemia con un valor positivo no es sinónimo de apertura de un proceso penal de estas características, siendo necesarios que se den valores superiores a los establecidos para la multa por alcoholemia (sanción de carácter administrativo).

⚖️ ARTÍCULO 379 CÓDIGO PENAL → En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

En caso de no superar los límites marcados en el art 379 CP para regular los delitos contra la Seguridad Vial desde el punto de vista de la responsabilidad penal, las sanciones por alcoholemia a las que deberemos hacer frente serán de carácter administrativo (una multa económica y la correspondiente reducción de puntos de nuestro carnet). 

juicio-verbal

JUICIO RÁPIDO DE ALCOHOLEMIA → ¿Qué tipo de delito estamos cometiendo?.

La acción penal que da lugar a un procedimiento de enjuiciamiento rápido se abre para delitos que tienen una pena inferior a 5 años.  

El ámbito objetivo de este tipo de procedimientos (supuestos de hecho que pueden ser enjuiciados a través de este proceso) se determina en el artículo 795.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en el cual se dictamina que para poder iniciar este tipo de procedimientos tienen que concurrir alguna de las 2 circunstancias que citamos a continuación:

⚖️ DELITOS FLAGLANTES → Aquel delito que se está cometiendo o se acaba de cometer en el momento de la detención.

⚖️ DELITOS ESPECIFICADOS EN EL TEXTO PENAL  → El Código Penal establece una serie de delitos que pueden ser regulados mediante este tipo de procedimientos, siendo el juicio rápido de alcoholemia un claro ejemplo de ello (Artículo 795.2.D)

juicio-penal

Es por ello que, en caso de ir conduciendo, nos pare la autoridad competente y demos positivo en el control de alcoholemia superando los límites marcados por nuestro ordenamiento penal, se dan ambas circunstancias para la celebración del juicio rápido de alcoholemia.  

Además de que esto es regulado de manera específica por nuestro Código Penal, debes tener en cuenta que se trata de un delito flagrante. Conducir superando la tasa de alcohol en sangre es un delito, y cuando la policía realiza el control, nos está deteniendo durante la comisión del delito en sí.

ANTECEDENTES → La importancia de estos en este tipo de procedimiento penal.

Si al pararte en un control de alcoholemia superas el límite de alcoholemia que marca el Código Penal español, se producen 2 posibilidades a partir de este momento.

Es posible que nos detengan en ese mismo momento (algo que no es lo más habitual) o que nos citen para el juicio rápido de alcoholemia en cuestión.

El día del juicio, en caso de que reconozcamos los hechos, podemos beneficiarnos de la reducción de 1/3 de la pena que establece el Código Penal para nuestro supuesto de hecho concreto (artículo 801 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal).

En el caso de que no reconozcamos los hechos, nos enfrentaremos a un procedimiento normal, y no será posible la reducción de la pena en cuestión.

Para reducir las penas por alcoholemia, es una creencia bastante generalizada que la aceptación de la pena interpuesta por el juez es siempre la mejor opción.

No obstante, esto no siempre es así.

Si tenemos antecedentes penales, por ejemplo, por un tiempo de 1 año y 8 meses, la pena interpuesta en el juicio se sumaría a la ya acumulada, teniendo en cuenta que estos antecedentes penales no han caducado, siendo la suma de ambas penas el elemento que permitiera nuestra entrada en prisión.

JUICIO RÁPIDO DE ALCOHOLEMIA → Aspectos jurídicos a destacar en este tipo de procesos.

El juicio rápido de alcoholemia es un procedimiento muy específico, del cual señalamos los aspectos más importantes que debes conocer a continuación.

Este tipo de juicio penal se inicia siempre a instancia de la denuncia penal que supone el atestado policial, por lo que corresponde a este órgano realizar las diligencias de investigación y citación de las personas que deben comparecer ante el juzgado el día del juicio.

Y si bien es importante que el atestado sea puesto cuando antes en manos del juzgado de guardia para concluir la fase de instrucción del proceso, es muy probable que nosotros no podamos acceder a él hasta el propio día del juicio en cuestión.

Es por ello que resulta imprescindible que tu abogado penalista tenga un conocimiento altamente especializado en esta materia legal, permitiéndole actuar con la mayor reactividad posible en la defensa de tu supuesto de hecho para ofrecerte así las máximas garantías jurídicas.

Por otro lado, aunque es necesario analizar las características del supuesto de hecho en cuestión, es importante saber que una práctica bastante habitual es que el abogado defensor hable previamente con el fiscal para lograr una rebaja en la pena final interpuesta para nuestro caso en particular.

Además, la brevedad del juicio oral en este tipo de litigios hace que, en ocasiones, el sujeto que forma parte del proceso ni siquiera sea consciente de que está siendo sometido a un juicio, por lo que es fundamental hablar antes con un abogado especializado para que nos ayude a guiarnos en el trascurso del proceso frente al juez competente.

El bagaje profesional de Garanley

Garanley es un equipo jurídico que cuenta con un extenso bagaje profesional en la defensa de los intereses de su cartera de clientes en un juicio rápido de alcoholemia.

Nuestros diversos casos de éxito nos consolidan como uno de los mejores despachos de abogados de la provincia de Barcelona. Si tienes cualquier tipo de duda sobre tu supuesto de hecho en concreto, ponte en contacto con nuestro equipo.

Te ofreceremos un servicio jurídico de vanguardia,  de la mano de los mejores profesionales del sector, focalizado siempre en reforzar tu seguridad jurídica en todas las fases de este tipo de procesos penales.

0/5 (0 Reviews)
Ir arriba
Más en Varios
negarse-a-realizar-la-prueba-de-alcoholemia
Negarse a realizar la prueba de alcoholemia → Consecuencias y aspectos a tener en cuenta

Negarse a realizar la prueba de alcoholemia es algo que, si bien pocos hemos hecho cuando hemos sido sometidos a...

Cerrar