proceso-penal-delito-contra-seguridad-vial

Cómo es el proceso penal por delito contra seguridad vial

Cómo es el proceso penal por delito contra seguridad vial
5 (100%)

proceso-penal-delito-contra-seguridad-vial

Durante las temporadas altas hay más infracciones a la ley de tránsito. Se cometen delitos relacionados con alcoholemia, accidentes de tránsito, entre otros, que podrían acarrear una sanción judicial. Desde nuestro despacho de abogados en Barcelona te explicaremos cómo es el proceso penal por delito contra seguridad vial.

Conoce los delitos contra la seguridad vial

En España, los delitos contra la seguridad vial están contemplados en el Código Penal. Estatuto que establece las sanciones y medidas pertinentes para la negligencia e imprudencia al conducir.

Los accidentes de tránsito son causados por varios factores que pueden desencadenar en lesiones o daños graves. Dependiendo de las consecuencias del acto será la gravedad del delito y, a su vez, por su naturaleza.

La policía, en primera instancia, y el Juzgado determinarán si se trata de un delito contra la seguridad vial si el suceso encaja en lo contemplado en la ley.

A partir del artículo 379 en el Capítulo IV, del Libro II del Código Penal se señalan los delitos cometidos en las vías terrestres.

  1. Conducir a más de 60km/h en vía urbana, o más de 80 km/h en conexiones interurbanas.
  2. Conducir bajo los efectos del alcohol con más de 0,60 mg por litro, según alcoholímetro. O más de 1,2 gr de alcohol en la sangre, si se somete a examen de laboratorio.
  3. Conducir bajo efectos de estupefacientes y drogas.
  4. Conducir de forma temeraria a tal punto de poner en riesgo la vida de los pasajeros.
  5. Llevar un vehículo de la forma anterior demostrando desprecio por la vida de quienes están a su alrededor mientras está en movimiento.
  6. Negarse a realizar la prueba de alcoholemia y otras drogas.
  7. Conducir un vehículo sin tener ningún punto asignado para conducir.
  8. Conducir un automóvil estando bajo condena o privado para conducir.
  9. Conducir un vehículo sin todavía tener permiso de conducir.
  10. Personas que representan una amenaza para la fluida circulación vehicular.

delito-seguridad-vial

Consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol

Es importante que tanto tú como el abogado conozcan las consecuencias y pasos del proceso judicial. Sea que hayas sido sorprendido cometiendo el acto delictivo o identificado como involucrado en un accidente de tránsito.

Y, en este caso, si has sido detenido en tu ruta por la policía o si estás envuelto en un accidente con daños se marcará una diferencia en el delito de alcoholemia.

En caso de ser detenido por un punto policial

Tal y como lo indica el Código Penal español a partir del artículo 379, la policía pudiera determinar si se ha cometido delito contra la seguridad vial si el alcoholímetro indica un nivel por encima de los 0,60mg/l en el aire espirado.

Si es así, el conductor será citado inmediatamente a un juicio breve en el que es amplia la posibilidad de ser condenado. Recomendamos que si esto te llegase a pasar no te niegues a realizar la prueba de alcoholemia o el examen de sangre. Ya que estarías entorpeciendo las funciones policiales/judiciales.

Se te ha detectado alcohol en la sangre tras un accidente vial

Este es el peor de los casos de un conductor. No solo porque puso en riesgo su vida, la de los pasajeros (si los llevaba) y de los peatones (si los hubiese); sino, porque el resultado del nivel de alcohol en la sangre, por muy mínimo que sea, no reducirá la pena.

Ante esta situación tú, como imputado, tendrás que pagar los daños causados por el accidente. Es posible que tu aseguradora cubra el gasto por responsabilidad civil a causa de los perjuicios derivados. Sin embargo, también existe la posibilidad de que en un futuro la empresa te cobre ese pago.

Es decir, que además de sufrir una condena por el delito cometido, el imputado tendría que correr con los gastos de los daños generados tanto en su vehículo como en el del otro afectado.

Este tipo de delito, pese a que su proceso judicial es corto, siempre termina en una condena y en la creación de un antecedente penal que estará activo incluso tras haber cumplido la sentencia.

Ahora, veamos cuál es el proceso judicial en caso de delito contra seguridad vial.

alcoholímetro

Cómo es el proceso penal por delito contra seguridad vial

El atestado policial

Para determinar qué tipo de delito contra seguridad vial se ha cometido, la policía deberá realizar un atestado en el que detalle el hecho. Se trata de un escrito que se hará luego de concluir la investigación de lo sucedido. Y se introducirá como denuncia junto a un informe.

El atestado deberá reflejar de forma imparcial, minuciosa y precisa la realidad del delito. Y prescindirá de las observaciones subjetivas así como de los resultados irrelevantes.

Del mismo modo, la policía debe demostrar los puntos perdidos en el permiso de conducir. O, en la privación de la obtención de esa licencia, en caso de haber conducido sin todavía tenerla.

Además, estos escritos deben estar respaldados por los tiques emitidos por el etilómetro o alcoholímetro, por una descripción física del conductor al momento de la detención y de los certificados de las pruebas realizadas.

Los atestados se caracterizan por contener los datos personales del imputado, de las víctimas y de cualquier otro implicado. Y cada dato informativo deberá ser transcrito respetando el orden cronológico de las pruebas y pasos de investigación.

Si el delito es parte de un accidente, la policía también deberá hacer un informe descriptivo de lo que pasó. Respondiendo el qué, cómo, dónde, cuándo y por qué, anexando los resultados de las pruebas realizadas al o los implicados.

Pasos del proceso penal en el Juzgado

proceso-penal

La identificación del delito, la lectura de los derechos del inculpado

Una vez leído el atestado junto con los informes necesarios, el imputado procederá a declarar. El Juzgado se encargará de identificar el tipo de delito vial cometido, se le leerán los derechos al investigado y se le tramita su antecedente penal.

De la defensa

Toda persona envuelta en un proceso penal tiene derecho a un abogado. El cual puede ser el abogado de turno de oficio o uno privado.

En los procesos relacionados con delitos cometidos al conducir, lo recomendable es contar con el abogado tanto en la etapa de investigación como durante el juicio.

Sin embargo, para estos casos hay una excepción. Quien comete esta clase de delito puede prescindir voluntariamente de los servicios de un defensor. Ya que lo normal en estas situaciones es que la persona no sea detenida, pero es casi seguro que será imputada.

De la citación de los implicados, afectados, testigos

De haberse dado un accidente a causa de la negligencia del conductor es posible que haya daños. Por lo tanto, habrá que atender también a las declaraciones de todos los perjudicados o interesados por las lesiones causadas. Se les asesorará sobre las posiciones y acciones que pueden tomar en el proceso penal.

El reconocimiento o negación de la culpa

Luego de revisar las evidencias, los informes y tomado en cuenta las declaraciones de todos los relacionados con el suceso se procede al momento en que el investigado se declara inocente o culpable.

De atribuirse los daños causados, se llevará a cabo el juicio y se reducirá un tercio de la sentencia. Mientras que la indemnización por accidente quedará inmutable. Pero, en caso de que no se reconozca culpable el juicio se efectuará en un Juzgado Penal, de demostrarse lo contrario deberá cumplir la sentencia completa.

El juicio oral

El juicio suele ser corto y posiblemente concluirá con una sentencia en contra del imputado. Además de indicar el valor total de la indemnización que deberá abonar.

Penas impuestas en sentencias por delitos contra la seguridad vial

Son varias las penas que se pueden sentenciar a quien comete infracción vial. Y todas están contempladas en el Código Penal. A partir del artículo 379 hasta el 385 se establecen las penas de acuerdo con el tipo de delito contra la seguridad vial.

  • Prisión por tres a seis meses (art. 379) o trabajos comunitarios de uno o tres meses. Más la privación de conducir vehículos automotor por un año y máximo cuatro años.
  • Detención por seis meses a dos años (art. 380) más la anulación por un año o seis de conducir vehículos.
  • Privación de libertad por dos o cinco años (art. 381) más una multa de uno a dos años, privación de licencia de conducir por hasta 10 años si atentó contra la integridad física de otros. De lo contrario, la pena se reducirá a uno o dos años de prisión, entre seis a doce meses de multa. Pero, la suspensión de la licencia si mantiene el mismo tiempo.
  • Prisión entre 6 a 12 meses (art. 383) y privación del permiso de conducir por hasta cuatro años.
  • Detención por tres a seis meses (art. 384) más multa entre un año a dos, que pudiera ser cumplida con trabajo a favor de la comunidad por hasta tres meses.
  • Prisión por seis meses a dos años (art. 385) con multa entre 12 a 24 meses, más trabajo comunitario entre 10 y 40 días.

Saber cómo es el proceso penal por delito contra seguridad vial es importante. Si ya estás implicado en un caso relacionado con este tema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, somos expertos en alcoholemia y te podemos asesorar.

Te puede interesar...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *